Comemos más azúcar de lo que debemos

Los estadounidenses comen anualmente lo que pesan en azúcar. Este exceso de azúcar puede aumentar el riesgo de una serie de enfermedades que afectan el cuerpo y la mente.

Los estadounidenses comen anualmente lo que pesan en azúcar. Este exceso de azúcar puede aumentar el riesgo de una serie de enfermedades que afectan el  cuerpo y la mente.

De acuerdo con la American Heart Association (AHA):

  • El adulto promedio en Estados Unidos consume 22 cucharaditas de azúcar al día o la friolera de 150 libras al año.
  • Los adolescentes ingieren 34 cucharaditas diarias.

Eso es más del doble de la cantidad de azúcar que se debe comer.

Una sobredosis de azúcar

Algunos piensan que las estimaciones de AHA  sobre el consumo de azúcar son conservadoras y que la realidad está más cerca de 50 cucharaditas de azúcar al día.

La cantidad es alarmante y los efectos potenciales para la salud por el consumo de azúcar en exceso son aún más aterradores.

  • La evidencia creciente sugiere que inundar su sistema con cosas dulces puede estar relacionado con la obesidad, las enfermedades del corazón y el cáncer.
  • También puede influir en cómo usted se ve o se siente y puede estar haciéndole daño a su piel o alterando su estado de ánimo.

Según la American Heart Association (AHA) los investigadores han encontrado una relación entre el azúcar y los niveles poco saludables de grasas en la sangre. Se cree que hay una asociación entre el consumo de azúcar y lo que llamamos la dislipemia –  los triglicéridos altos y el colesterol HDL (“bueno”) bajo.

En un estudio recientemente publicado en la revista Journal of the American Medical Association (JAMA), las personas que consumían las mayores cantidades de azúcar tenían los niveles más altos de triglicéridos en la sangre y los más bajos niveles de colesterol HDL (bueno).

Ese estudio también mostró que consumir gran cantidad de azúcar aumenta a más del triple las probabilidades de tener los niveles bajos del colesterol HDL, un factor de riesgo para tener  enfermedades del corazón.

Por el contrario, las personas que consumieron la menor cantidad de azúcar tenían los niveles más bajos de triglicéridos y  los niveles más altos del HDL, un factor protector contra las enfermedades del corazón.

Estos hallazgos pueden ayudarle a reflexionar sobre como frenar su deseo por comer alimentos azucarados.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *