Substancia en los envases plásticos podría ser nociva

El gobierno de EE UU quiere volver a estudiar el BPA, un componente utilizado en las botellas de plástico y envases de alimentos.

La Administración de Alimentos y Drogas de EE UUU expresó su preocupación por los posibles riesgos sanitarios de bisfenol-A, o BPA, un componente utilizado en las botellas de plástico y envases de alimentos que fueron declarados seguros en 2008.

La agencia dijo el viernes que había “cierta preocupación por los posibles efectos de BPA en el cerebro, la conducta y  la próstata de los fetos, bebés y niños” y se uniría a otras agencias federales de salud en un estudio del efecto en los animales y los seres humanos.

La acción es otro ejemplo de como la agencia de drogas bajo la administración de Obama está cada vez más agresiva en lo que ve como amenazas a la salud pública. En los últimos meses, la agencia ha intensificado la supervisión de la seguridad alimentaria y se ha comprometido a reforzar las normas de homologación de los dispositivos médicos.

La preocupación por el BPA se basan en estudios que han encontrado efectos nocivos en animales y en el reconocimiento de que el producto químico se filtra en alimentos y fórmula para bebés y que casi todo el mundo está expuesta a ella desde que nacemos.

Sin embargo, los funcionarios de salud dijeron que no había prueba final de que el BPA es peligroso para los seres humanos.

No obstante, las autoridades de salud sugirieron una serie de cosas que la gente puede hacer para limitar su exposición al BPA, como tirar  botellas o vasos usados hechos con BPA,  no poner líquidos muy caliente en tazas o botellas con BPA y examinar las etiquetas de los contenedores para asegurarse de que son adecuados pera el uso en microondas. La agencia de drogas también recomienda que las madres amamanten a sus bebés durante al menos 12 meses; en vez de usar fórmulas líquidas que contienen trazas de BPA.

El BPA se ha utilizado desde la década de 1960 para hacer botellas de plástico duro, tacitas para los niños y los revestimientos de latas de alimentos y bebidas, incluidas las latas usadas para mantener las fórmulas infantiles y la soda. Hasta hace poco, fue utilizado en botellas de bebé, pero los principales fabricantes ahora están haciendo las botellas sin ella. Los artículos de plástico que contienen BPA son generalmente marcados con un 7 en la parte inferior para fines de reciclaje.

El producto químico puede filtrarse en los alimentos, y un estudio de más de 2.000 personas encontró que en más del 90 por ciento de ellos había BPA en su orina.  También se han encontrado huellas en la leche materna, la sangre de mujeres embarazadas y en la sangre del cordón umbilical.

Informes de los efectos potenciales para la salud han hecho notorio el BPA, especialmente entre los padres,y condujo a estudios extendidos que han motivado a las autoridades de ciertas ciudades a no permitir los productos que contienen la sustancia química. En Canadá, Chicago y en el Condado de Suffolk, Nueva York se ha prohibido el BPA en productos para niños.

El gobierno invertirá $30 millones en la investigación de BPA en los seres humanos y animales El mismo durará entre 18 a 24 meses. La Dra. Linda Birnbaum, directora del Instituto Nacional de Ciencias de Salud Ambiental, dijo que la investigación implicaría los posibles efectos sobre el comportamiento, la obesidad, la diabetes, los desórdenes reproductivos, el cáncer, el asma, las enfermedades del corazón y los efectos que podría llevar de una generación a la siguiente .

Similar Posts

One Comment

  1. Como siempre, todo lo artificial es perjudicial, aunque los interesados siempre se nieguen.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *